Saltear al contenido principal

¿Cómo es y cómo funciona el motor del coche eléctrico?

El motor de un coche eléctrico es una pieza muy sofisticada de ingeniería, cuyas capacidades no dejan de asombrar a sus usuarios. Entre sus componentes se encuentran elementos de alta tecnología, los cuales merece la pena conocer. ¿Quieres descubrirlos? Prepárate para aprender cómo funciona el motor de los coches eléctricos.

¿Qué es un motor eléctrico para coche?

Si abres el capó de estos vehículos y lo ves, no encontrarás mayores diferencias con uno de combustión. Al fin y al cabo, su función es la misma: dotar de potencia para mover la estructura en la que se encuentra. Entonces, ¿qué es un motor eléctrico para coche y como puedo ser capaz de identificarlo? Existen importantes diferencias. La primera es el propio combustible, el cual cambia sustancialmente.

Tampoco genera un ruido exagerado ni los olores que esperarías en uno de combustión. Destaca por su sencillez, pese a que es una muestra de la vanguardia en tecnología. Su mecánica es más simple, ya que no hay necesidad de generar pequeñas explosiones en su interior. Así, se facilita su mantenimiento, su funcionamiento es más suave y su comprensión por parte de los propietarios aumenta.

Además, ten en cuenta que aún existe mucho margen para mejorar el motor eléctrico. Es una tecnología que, si bien tiene poco más de 100 años, ha empezado a desarrollarse de forma intensiva hace relativamente poco. Esto permite que los ingenieros y los diseñadores puedan aumentar su eficiencia con el tiempo. Ya sea en el consumo de energía, en aumentos de la velocidad o del rendimiento, el futuro es muy halagüeño para estos motores.

Partes del motor de un coche eléctrico

Existen diferentes partes del motor de un coche eléctrico que debes conocer. Al igual que el de combustión, este también cuenta con una amplia variedad de piezas móviles. Cada una de ellas cumple una función determinada que, al final, se traduce en la transformación de la energía eléctrica en potencia que se transfiere a las ruedas. Si bien puedes encontrar elementos como la caja de cambios, un estator, un rotor o una bobina, las partes que vamos a mostrarte a continuación son las más importantes y características de estos motores.

Batería

La batería de iones de litio es una de las piezas fundamentales. Se encarga de almacenar la energía eléctrica que le llega, provenga de corriente continua o corriente alterna. Por regla general, su ubicación se encuentra en la parte baja del coche. Su funcionamiento es sencillo y fiable: guarda la electricidad y la emplea en mover el motor elétrico para mantenerlo en marcha. Existen varios tipos, algunos de ellos de alto rendimiento y que ofrecen una carga capaz de proporcionar cientos de kilómetros de autonomía a los coches eléctricos pequeños, medianos y de gran tamaño.

Controlador

El controlador es un sistema informatizado que se encarga de supervisar y coordinar el frenado y la aceleración del vehículo con otros sensores. Actúa a modo de intermediador entre las órdenes del conductor y la información que recibe el propio coche. También comprueba que el funcionamiento es el adecuado, mantiene la eficiencia en todo momento, la seguridad y regula la energía que recibe el motor.

Transformador

Encontrarás el transformador entre la batería y el motor. Su cometido es el de ajustar el voltaje que se transmiten ambas piezas. Por regla general, los motores trabajan a unos 600 V y las baterías a 200. Para evitar problemas y mantener un alto rendimiento, este elemento tiene como misión transformar la corriente para adaptarla a las necesidades de cada momento.

Rectificador

El rectificador se encarga de transformar la corriente continua en alterna, lo que permite a las baterías almacenar la energía eléctrica del motor. Esto se produce cuando el coche está en fase de aceleración de la energía o durante la frenada. Es una parte fija de gran utilidad.

Reductor de velocidad y diferencial

El reductor de velocidad y diferencial actúa como una caja de cambios tradicional, aunque en una única velocidad. Los coches eléctricos urbanos contienen esta pieza, la cual está conformada por una serie de engranajes asociados al eje del motor. Su labor es la de disminuir la velocidad de giro para distribuir la fuerza entre los palieres. Así, se mantiene una velocidad de giro constante.

Sistema regulativo

Con el sistema regulativo se gestionan los flujos de corriente creados entre el motor y las baterías. Esto ocurre en ambos sentidos, por lo que es necesario regularlo. Dada su función, es susceptible de sobrecalentarse, por lo que necesita un buen sistema de refrigeración.

Motor y freno regenerativo

El motor y freno regenerativo crean un campo magnético fijo para lograr la velocidad del rotor constante, el cual genera la potencia motriz. Además, es capaz de invertir su funcionamiento, donde el motor eléctrico genera resistencia y convierte la energía cinética en corriente eléctrica durante las fases de frenado o deceleración. Una forma ingeniosa de aumentar la autonomía de los mini coches eléctricos y mejorar su eficiencia energética.

Tipos de motores eléctricos para coches

Por si no lo sabías, hay diferentes tipos de motores eléctricos para coches. La característica que les separa es la corriente que utilizan para funcionar y su fisionomía. Como existen varios tipos, nada mejor que los conozcas uno por uno. Si bien comparten algunos aspectos, como que generan poco ruido y vibraciones, no está de más descubrir sus peculiaridades.

Motor síncrono de imanes permanentes

El motor síncrono de imanes permanentes puede ser de flujo radial o axial en función de la posición del campo magnético. Este puede ser perpendicular al eje de giro del rotor o integrarse en las ruedas. Su rendimiento es alto, tiene poco peso y un tamaño reducido.

Motor síncrono de reluctancia conmutada o variable

Un motor síncrono de reluctancia conmutada o variable destaca por ser robusto y disponer de alto par a bajo coste. Es capaz de conmutar la corriente eléctrica mediante bobinas, las cuales generan un campo magnético giratorio. Gracias a esto, los polos del rotor se atraen y crean un par que lo alimenta. Es uno de los más baratos del mercado.

Motor asíncrono o de inducción

En el motor asíncrono o de inducción, o más conocido como motor de induccion, el rotor no gira a la misma velocidad del campo magnético del estator. La inducción a nivel mecánico genera poco ruido y las vibraciones son escasas, lo que aumenta su fiabilidad. Además, es un tipo que destaca por su eficiencia.

Motor sin escobillas de imanes permanentes

El motor sin escobillas de imanes permanentes lo encontrarás en los coches híbridos. Funciona con imanes que se rechazan colocados en el rotor y alimentan de forma secuencial cada fase del estator. Su precio es alto y su potencia baja. No obstante, destaca por ser robusto, no genera ruido y su mantenimiento es casi inexistente, por lo que no necesitará muchos recambios.

Coches eléctricos con los mejores motores

¿Cuáles son los coches eléctricos con los mejores motores? Hay dos modelos que destacan por encima del resto. Uno de ellos el Kitty de Xev, el cual destaca por ser uno de los vehículos urbanos más destacados. El otro es el Yoyo, unos de los coches pequeños que merece la pena conocer. Ambos cuentan con motores eficientes, que no generan ruido y te permiten disfrutar de una conducción sin sobresaltos. Encontrarás en ellos los mejores motores eléctricos.

Además, estos coches eléctricos para ciudad son perfectos para un entorno donde la eficiencia es lo que prima. Podrás recorrer las calles con comodidad y sin malgastar energía. De esta forma, darás el salto a la movilidad sostenible.

Mantenimiento del motor de un coche eléctrico

El mantenimiento del motor de un coche eléctrico es reducido en comparación con uno de combustión. Por ejemplo, no es necesario cambiar el aceite o revisar los filtros del aire, pero sí que es necesario verificar el estado de los materiales aislantes y los componentes electrónicos. También es importante evitar que se acumule demasiado polvo, ya que actúa como aislante eléctrico.

Asimismo, si se practica un buen mantenimiento preventivo, conseguirás aumentar su vida útil. Un elemento a tener en cuenta es el bobinado del motor, donde cualquier sobrecalentamiento podría provocar graves daños. Para su comprobación, es necesario desmontar buena parte del motor. En caso de encontrar algún problema, los profesionales de los vehículos eléctricos tendrán que realizar un rebobinado.

Los rodamientos de estos vehículos también deben revisarse con frecuencia, ya que se encargan del movimiento de determinadas piezas. En caso de que escuches algún ruido extraño o existan vibraciones, quizás estén en mal estado. Los talleres especializados en los coches eléctricos se encargarán de confirmar una avería y de solucionarla. Así, no tendrás que preocuparte de nada y podrás circular con mayor tranquilidad.

Tú mismo puedes comprobar el estado del motor haciendo un recorrido visual. Este te permitirá identificar algún pequeño fallo que requiera de mantenimiento. Por ejemplo, podrías descubrir indicios de sobrecalentamiento o que el polvo se está acumulando en ciertas zonas. Es una forma de evitar que aparezcan averías graves.

Después de todo lo expuesto, estamos seguros de que ya conoces mejor el motor de un coche eléctrico. Serás capaz de identificar los diferentes tipos, cada uno con sus ventajas y desventajas, los cuales comparten muchos componentes que están en constante desarrollo. Además, como has podido observar, difieren en gran medida de los motores de combustión. Son, sin duda, piezas de tecnología asombrosas.

Comparativa coches eléctricos

¿Necesitas una comparativa de coches eléctricos? A la hora de elegir el mejor modelo en…

Leer más

Marcas coches eléctricos 2022

Existen una amplia variedad de marcas de coches eléctricos eléctricos. Una de las más destacadas…

Leer más

Tipos de coches eléctricos

Los diferentes tipos de coches eléctricos se adaptan a tus necesidades. Esto te permite disfrutar…

Leer más
Volver arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad